Homenajes

PAPÁ, tengo la oportunidad de escribirte lo que me hubiera gustado decirte en esta despedida tan repentina, injusta y solitaria, al no poder estar a tu lado en nuestros últimos momentos juntos. Ojalá, la última vez que salí de casa me hubiera dado la vuelta y te hubiera abrazado durante horas, pero quién me lo iba a decir, sigo sin creérmelo.

Quiero que sepas cuánto te quiero, cuánto me has enseñado y lo que significas para mí. Eres mi héroe. Quien me curaba cuando me ponía enferma, el motor de la familia y la persona más amable, educada y simpática que se puede conocer ¡Qué orgullo ser tu hija, papá!.

Estoy muy segura, que estas palabras las suscriben todas las personas que te han conocido, porque eras el mejor médico, el mejor marido, el mejor amigo y el mejor padre que se puede tener. Para mí, no habrá nadie como tú. Sé que sigues cuidándonos como siempre lo has hecho y así te siento desde el primer momento. Sigues conmigo, con mamá y con los hermanos.

Siempre te llevaré dentro de mi corazón y todo lo que consiga en la vida, te lo voy a dedicar a ti, pero, sobre todo, quiero darte las gracias por los valores que me has enseñado, porque desde que tengo uso de razón me fijé en ti, eras maravilloso.

Con todo mi amor. Espero que te llegue, Carol.

JAIME MATA GUIJARRO
Médico
31/12/1947 Cózar (Ciudad real) – 23/03/2020 Alcalá de Henares (Madrid)
Carolina Mata de la Torre (HIJA)

Querido hermano, lamento mucho lo sucedido. La verdad es que aún se me hace difícil de asimilar… por que las personas buenas y nobles nunca mueren, siempre se quedarán dentro de nuestros corazones.
«TE QUIERO HERMANITO»

Firmado: MAGALY
16 de abril 2020.

Hola, soy hija de una víctima Covid19. Mi madre agonizó sola en una habitación, hasta que decidieron trasladar, en su último halo de vida, al hospital para morir. Un geriatra al otro lado del teléfono, para hacer un balance sobre los síntomas que les contaba desde la residencia, y ya. Estos centros cuentan con escasez de personal y preparación mínima. Con crepitantes en un pulmón, fiebre alta, no consideraban que fuera necesario el traslado.
A grandes rasgos esta es mi historia… la falta de profesionalidad y medios de estos centros, junto a la desaprensión por parte de un gobierno que a sabiendas de lo que se avecinaba no hizo ningún gesto para proteger a tantas personas indefensas que se han ido, en condiciones infrahumanas.

Un saludo.
16 de Mayo 2020 – Pilar

Mi madre era una persona que quiso vivir libre y autónoma, en su residencia de día, y así vivió algunos años. El día 12/3/2020 me comunicaron que posiblemente tenía un ictus, y desde la residencia por seguridad la llevarían al hospital Puerta de Hierro, donde la diagnosticaron negativamente del ictus, por seguridad mi sobrina decidió llevársela a su casa, pues la mía tiene escaleras y de difícil acceso. Al día siguiente mi sobrina me llama diciendo que mi madre tiene una parte paralizada e inmediatamente la llevamos al mismo hospital donde si la diagnostican un ictus por coronavirus, fue entonces, donde empieza nuestro calvario, como el de mucha gente, sin poder verla, queda internada con respiración asistida durante cinco días comunicando él medico que pasa a una habitación, por que respira por sus medios, después de varias horas. El 23 de madrugada, recibimos una llamada que mi madre, había fallecido por coronavirus. Una mujer que sus facultades mentales y auditivas se encontraban en perfecto estado, no así su movilidad que necesitaba de una silla de ruedas. El dolor de la familia es pensar los cinco días que estuvo sola, sin nadie que la visitará pues no podíamos por prescripción del centro, en su soledad me imaginó sufrimiento ante ese abandonó de no saber por que no puede tener a sus seres queridos a su lado, muriendo en una profunda soledad sin poder despedirnos, aún así, la enterramos con su marido. Queremos creer, que en el féretro esta mi madre, porque en realidad nunca pudimos verla, lo único que vimos fue, una caja sellada fría a la cual no pudimos ni tocarla para despedirnos de alguna manera.
No olvido, ni perdonare a unos asesinos por su imprudencia partidaria y partidista, por lo cual denuncio ante esta asociación.

 

José Antonio Fernández García
21 de Mayo 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *